Los secretos para una piel radiante y joven

Por: Jess Marie

  • 01
    AGOS


    Jess Marie

     

    La conquista por una piel hermosa y el encanto que sentimos por los metales preciosos ha prevalecido a través de la historia y precisamente por una buena razón...



    El platino, oro, plata y cobre contienen un acúmulo de nutrientes, y propiedades anti edad que permite a la piel brillar como las joyas que representan. La efectividad de estos minerales en el cuidado de la piel cada vez más es respaldado por más estudios científicos . Egipcios, griegos, romanos y chinos los han utilizado por siglos como parte de sus rutinas de cuidado de la piel. De ahí las historias de Cleopatra y sus sofisticados cuidados de belleza... el pasado sigue enseñándonos sobre cómo hacer para prevalecer esa belleza que se nos ha otorgado.

    Hoy día nosotros en la estética podemos ofrecer tratamientos faciales con estos metales preciosos. La mejor forma de aprovechar estos tratamientos basados en metales es incorporándolos a tratamientos de exfoliaciones profundas como las micropunciones, microdermabrasiones y exfoliaciones químicas para mejorar su penetración. Varias secciones de este tipo de tratamiento conjunto con un cuidado de la piel en el hogar dejará resultados palpables luciendo una piel mucho más joven.

    Platino- combate las toxinas en la piel, es un excelente combatiente de los radicales libres y protege el DNA de la piel evitando la vejez prematura. Promueve el rejuvenecimiento celular. Aumenta la protección de la piel engrosando el tejido y preserva la hidratación y balance en la piel. Poderoso antioxidante. Aclara la piel y disminuye las arrugas, líneas y cicatrices.

    Oro- propiedades anti-edad, reduce la inflamación y aclara la piel significativamente. Es excelente para disminuír las bolsas e incrementa la microcirculación en las células de la piel y la producción de las fibras elásticas. Anti-oxidante e imparte una luminosidad y brillo instantáneo a la piel.

    Plata- tiene un efecto antibacterial, antifungal y anticéptico comprobado en la piel que combate enfermedades, virus e inflamaciones naturalmente. Estimula la cicatrización de heridas y problemas de la piel como resequedad, acné y envejecimiento prematuro así como también es utilizado para combatir rosácea, dermatitis y eczema.

    Cobre- un estudio publicado en 2004 por la American Journal of Therapeutics, titulado "Examination of the Cutaneous Absorption of Copper After the Use of Copper- Containing Ointments" determinó que, el cuerpo humano es capaz de absorber concentraciones de cobre, cuando éstas se encuentran en algún tipo de ungüento logrando así una piel más sana. Con la presencia de cobre en los fibroblastos, aumenta la presencia de colágeno I, III y IV, elastina y fibrilina. Dándole mayor densidad a la piel sin causar daño oxidativo. Menos arrugas, menos líneas de expresión, mejora el proceso de cicatrización, bactericida y fungicida.

    Bono: casi nunca produce alergias.

    Seguiremos indagando nuestro pasado para rescatar todas las maravillas que nos provee nuestro hermoso planeta...

    "We like to shine bright like a diamond"